Tag Archives: chalma

A la Mamá de a pie

29 May

Hola amigos, me disculpo por mi prolongada ausencia, empero con el mayor de los esfuerzos por encontrar un tiempo para este olvidado blog e aquí unas letras para ese pasado mes de mayo en el que un servidor sin cuartel ni forja; sin consuelo y alegrías, sin más parpadeante luz que el recuerdo de la mía propia madre…. les deja estas palabras.

A la Mamá de a pie….

A esa madre a la que nadie le envía flores porque ella las vende en un mercado o en un portal… Esa que rema sin descansar entre las violentas olas del desaliento y la desilusión. Esa a la que ningún poeta le rinde sus versos o un cantor le hace una canción. Pero que es portadora de ese aliento divino e inmortal, esa que todos los días se juega la vida para sobrevivir y poner un plato de comida sobre la mesa. Esa que no puede darse el lujo de sentirse enferma o con pereza, esa para la que todos los días son iguales de trabajo y cansancio… Esa de mirar altivo y cuya dulzura en sus ojos aun persiste aún que se vea triste y con los ojos poblados de ojeras… Esa que es como la Madre de Dios, madre y esposa de obreros a quienes ella sirve… A esa madre a la que quizás hasta los propios hijos han olvidado, o a los que ella sobre poniéndose a los murmullos de la gente va a visitar en una prisión. A esa a la que nunca la llenaron de honores y reconocimientos, a esa quiero decirle que ella es como un beso de Dios.

Amigos los dejo una vez más… esperando tan pronto mis tiempos puedan volverles a ver por aqui… un saludo su mortal amigo Juven Arios.

Mamá donde estás?… te extraño tanto…

Anuncios

El final de la via… (II Parte)

23 Abr

 Odisea Txalma 2010

Amigos, espero se hayan pasado como manda dios, los días de guarda… cero excesos… bueno unos cuantos quiza… jejeje, y al fin en Abril, que por cierto ya pronto será mi cumple, este 27 para más señas, espero verles amigos.Por cierto, dicen que las segundas partes por lo regular son malas; y  mayormente estoy de acuerdo con aquella afirmación, pero… es menester mío terminar esta crónica y aquí pues la segunda parte, el final de la vía…

Por los siglos los antiguos recorrían el mismo camino que ahora me dispongo, en aquellos ayeres para venerar en las ruinas de Malinalco y después los Gachupines celosos de la tradición intentaron arrancarla de tajo… no lo lograrían… Pero el necio Franciscano ideo que en vez de ser la caminata a favor de deidades paganas, construirían en un poblado antes llamado Chalma un monumental Templo a favor del otro…

Madrugada en Santa Marta… recién termine mi ducha… y me disponía a salir a ver televisión en un puesto de comida afuera… ni ahí olvide a los pajaritos, a Juan del diablo y por supuesto los exitosos Pérez…  aún que la verdad me encontré con algo aun más bonito…. Y recorde  volteando a las estrellas pensando que quizá tu también las observabas conmigo, tu haya en la Tierra Tranquilandeza y yo en esta alejada tierra… La noche es fría, ¿por qué no me mande más cobijas?…  Celoso de mi fortaleza física, pero para las doce de la noche, un frìo gélido ya se colaba a los huesos.. Maniobre formas de encapsular calor hasta las tres de la mañana para evitar  lo gélido y descansar,logré en parte mi propósito, pero después de ahí, viví la hora más eterna y gélida que jamás viví. Quiza también sea necesario vivir ese tormento, no lo sé aún.

Puntuales a las cuatro de la mañana, hacer cualquier cosas bajo estas condiciones duele, sin embargo nos apresuramos a preparar los enceres, dejar todo  en orden, este segundo día empezó para mí y mis madres en punto de las cinco de la mañana, más y sin embargo, es en muchos sentidos distinto al de la jornada anterior, se los explico: ya que como bien trate de manifestar en el post anterior, uno llega a santa marta, medianamente limpio y desinhibido… siendo de esta manera el segundo día de vía, mucho muy distinto. El recorrido es de casi nueve horas de tirón, si acaso se desea descansar un poco es en un lugar llamado el ahuehuete, lugar donde hay mucha tradición, sin embargo lleno de puestos de comida, artesanías recuerdos, un verdadero caos, recién este viaje observe, que le acoplaron piscinitas, para los niños, desde mi particular punto de vista es muy burdo. En fin si se a de disfrutar en este lugar es menester llegar lo más temprano posible y evitar el genterío que llegan en auto.

Las horas pasan y el andar es mas sufrido, por lo menos el ochenta por ciento del camino es bajada pura, se atraviesan poblados nuevos que no había notado hace trece años, y el camino se vuelve más concurrido, caminantes de sitios nuevos, atine a ver a personas orgullosas de llevar camisas con el logo, decima caminata anual al santuario, con esas personitas de nombre regetoneros con fiesta a todo volumen y sus clásicas ropas, en fin las caminos más sucios obvio, la gente lugareña mas desconfiada del invitado de tierras lejanas desde luego!!!… mi vieja Chalma te hemos vuelto más pervertida, sucia, e insegura… lo lamento tanto…

Aún con todo yo y mis madres que me acompañaron en el recorrido arribamos a bien a Chalma a eso de las dos de la tarde… el resto de la sangre nos estaba esperando, bajamos puntual y ritualmente por las bellas escalinatas del santuario apresurándonos a misa de gentío, a disfrutar del logro que palpitaba a cada momento en nuestro ser, gracias… por a ver logrado llegar, por estar aquí, y por todo lo bueno que no esperábamos y que se nos dio, gracias por una nueva oportunidad de ser mejores…”Pedí todas las cosas que me hicieran gozar de la vida, y me fue dada la vida para que disfrutara de todas las cosas.
Nada recibí de lo que pidiera, si no todo aquello que había esperado. Casi a mi pesar, mi oración callada recibió respuesta. Soy, entre todos los hombres el más abundantemente bendito” (fragmento de una oración)

 

Una vez terminada la misa nos organizamos a pasar al viejo Malinalco, lugar de la trucha, nadar un poco, y disfrutar del lugar…. Amigos fue aquí donde termino esta sutil jornada que les comento, yo mi todo yo, regresó  feliz a mi Molópolis, pero el viernes en punto volví de último del año, pero claro en carro esta vez,  de nuevo a Chalma para finalizar los festejos, las tradicionales canastas, el cambio de castilleros y de encargados de la banda, hasta bien entrada la noche… una maravilla de fiesta en Chalma, ya sin tanta gente, la conmemoración se disfruto con  castillo, música y tequila…

Amigos en verdad les digo, que fue una maravilla, ya para el próximo año mi buen amigo Sempronio, se animo a la via es vitta, jejejeje… pero si ustedes quieren también están invitados, vale pásenla de maravilla este resto de abril y del año, se toman un tequilita por mi es mi cumple ya de perdis, y pues hasta el próximo post, su amigo incondicional Juventus el Sol de Molópolis jejejeje… Agur

 

 

Via es Vitta (I Parte)

21 Mar

¡Hola mis amigos! Rato sin escribirles, empero les cuento que estos días me vino a mi un poco la envidia y quise disfrutar estos pensamientos que ahora me dispongo solo para mi, o al menos el mayor tiempo posible, antes de compartirlos, pero ahora los hago también suyos…

El camino es la vida, como sabiamente exponían los antiguos Romanos, sin embargo, sin desear realmente, conocer la naturaleza del por qué, expresaban dicha afirmación. El pasado primero de Marzo del presente mucho antes de la hora de Gallo, este emocionado redactor, se alistaba para la gran caminata; enseres necesarios para el inminente viaje revisado y listo; y quizá también algún capricho extra…

La fría madrugada apenas contenía el ardiente grito de emoción de mi otrora corazón; y si es que aún quedaba algo ahí para emocionar. Hace ya exactamente trece largos años que mis ojos y mi ser no recorrían aquellos caminos, que por siglos y generaciones han recorrido mis ancestros, y mi pueblo en general; me intrigan todas las buenas cosas que me puedo imaginar del viaje, pero sobretodo me emocionan aún más las que no puedo imaginar… y que son las que mayormente le llenan a uno de paz calma o dicha al corazón…

6:00 AM Llegamos a punto de partida en Topilejo y como bien recordaba este niño en mi interior, y en aquellos ayeres, las humeantes fogatas en el cerro, el pan de montaña, y el humeante café de olla. Que ofrecían gratuitamente al caminante dispuesto a penitencia, y claro al no menos importante hecho de continuar con la tradición milenaria… Si el camino hablará… pero no, la nobleza del camino es más grande y supera a la del mismo Dios, ya que uno con sus planes para el hombre y que casi siempre no son de agrado, en tanto el camino solo te oye atentamente, este no te juzga solo te escucha. Cuando en el andar, de pronto llegan a ti miles de recuerdos, imágenes llenas de alegría, otras de dolor, en ocasiones ideales, y también las siempre reales; en momentos te incomodan, otras simplemente logran desprender de tus ojos aquellas furtivas lágrimas que recorren tus mejillas, pero también te pueden poner a reír a carcajadas y el camino solo sigue en un andar casi interminable… Es ahí donde te das cuenta de que te consuela con sus vientos fríos, con ese tan delicioso aroma a monte, con las subidas empedradas, la terracería, los interminables bosques y las profundas barrancas. Con toda una jornada por delante de vía, la mente, el corazón, el ser, se van limpiando, aclarando, así como la hermosa vista que te sigue por delante.  

10:00 AM Las primeras horas de recorrido… Primera parada de descanso, “Tierra Blanca” tal y como la recordaba hace trece años… un pequeño desayuno, dos tacos de cecina, una quesadilla de flor de calabaza y otra de hongos… ¡joven! También tenemos barbacoa… mi buen y que hace diciéndome y no sirviéndome…

La familia creación del hombre para el hombre… Después del desayuno un tequila, para dar cuerda y valor a lo que sigue, y el buen camino te invita a que continúes, con la siguiente parada a tres horas de camino, yo y los míos nos apresuramos a continuar; transcurso en el que tenias que llegar irremediablemente a mi memoria, imaginándome que algún día me darás el honor de acompañarme  en esta magnánima tradición. Poco a poco con el buen y firme paso, las montañas van quedando por detrás, más y sin embargo, el andar exige momento a momento mayor fortaleza, es cuando me detengo a pensar: “quisiera poder contemplar más detenidamente palmo a palmo cada detalle de este bello mundo, cada árbol, cada planta y flor” es entonces que nace de mi una envidia a él, pues él omnipotente puede darse el lujo de apreciarlo todo a cada detalle y yo tan solo por un instante… Tal es mi absorto por apreciar todo lo que pueda que no doy cuenta de que poco a poco, la cortina de bosque va aclarando; señal innegable del arribo al “Gran Llano”  pasan rebasandonos los santos y una singular y venerable señora a caballo algo me extrémese, y de pronto una de mis madres me comenta: Tú Sacro y Santa Abuela también recorrió este camino a caballo junto al más honorable de los Señores, tu Abuelo”… Me derrumbo de inmediato, un conjugado ataque de sentimientos me invaden. Imaginarme a aquella Santa Mujer, y a mi Señor Abuelo, y yo siguiendo sus mismísimas pisadas; Bendito el suelo que ahora me brinda el honor de estar donde ellos en algún momento del pasado… Los extraño tanto… Solo atino a disimular mi llanto alegre, y la pena que me embarga, porque ya no puedo verles en vida y solo en mi corazón, y que alegría más grande verlos junto a mí en tiempos separados y en un mismo camino, saber y sentir que su sangre pura, que un pedacito de su corazón y carne de mi carne, ahora vuelven a los mismos pasos, y yo que por estas venas siento a mis Santos Padres Abuelos en mí por la misma vía que en otros tiempos memorables ellos recorrían…

12:30 PM finalmente llegamos al segundo descanso pasamos el gran Llano y ahora arribamos en “Agua de cadena“ mis ojos se estrellan al ver que nada es igual, ya que las señas del mal hombre la han cicatrizado, varias decenas de cabañas, suciedad, y aquella cristalina agua que compartía la montaña, y de la que se erigió el nombre de aquel mítico lugar, ahora es entubada… debido a las circunstancias, preferí no reparar mucho en aquel manchado lugar, más también delante tenía el Gran “Cerro Grande” imponente y majestuoso, pero olvide por que le nombraron así, y pronto lo recordaría… Iniciando el Ascenso con alrededor de 35 kilos de carga, pues una de mis madres ya no soporto el peso de su mochila y yo cargué con doble peso, y mi fiel y leal brazo, empuño su brazo cansado… Y con altiva confianza en las poderosas piernas inicié… Casi una hora y media de empinadas subidas empedradas de terracería, y partes enlodadas que dificultaban el andar, el sol a todo.. Por poco y Grito como jamás, pero la gran cúspide de las cruses iluminaba ya nuestra meta, invitando a soportar y continuar; un esfuerzo mas empinada cúspide, y al final la recompensa llagamos a las “Cruses” Fue muy extraño, me canse como nunca, pero mi determinación nunca fue más fuerte y lucida, clara como aquel coloso Nevado de Toluca, que lucia sus mejores galas, muy a pesar de la gran lejanía que mostraba seguía tan maravilloso. Pero lo mejor y más difícil viene, cuatro horas de descenso… y ustedes mis amigos me dirán con casi justa y aparente verdad, “pero solo es bajada sin mayor dificultad”  y yo en verdad les digo, que no les escucharía amigos solo le preguntaría a sus rodillas si comparten la misma devoción de su afirmación.

Paso a paso la tarde arrecia, el peso y las largas horas de caminata comienzan a pasar factura junto con el ardiente sol, Más las memorias viene al rescate de la inanición, te das cuenta de que a estas alturas puedes saborear el dulce sabor de la vida, en cada gota de agua que tocan tus labios, en cada soplo refrescante de la montaña que mitiga el ardiente flagelo de helios, alguna pequeña y furtiva subida o plano perdido en la interminable baja que bien agradecen tus rodillas, saboreas tu vida en esos momentos al extremo de la fortaleza, reparas en el poder del cuerpo humano. Y tú solo sigues ahí en mi mente, como si me observaras y acompañaras, quizá incluso hasta comienzo a alucinar contigo en el trayecto. Solo el abrazo de la tarde fría me hacen volver, el sueño aplastante, mi hambre, incluso una humilde tortilla es el mas apetitoso de los manjares…

5:30 PM Finalmente llegamos a la meta del primer día de travesía de odisea, “Santa Marta”, el cuete y la fiesta nos reciben los platos de comida, y la buena agua de Jamaica para el peregrino  ahora muy sucio, pero preocupado más por la limpieza del espíritu que la del abrigo…

Mi familia y yo buscamos donde pasar refugio de la legendaria y fría madrugada de “Acatitla” donde poder darse un refrescante baño, y cambio de ropa; camionetas directas de mi Molópolis amado, llegan puntuales, llevando cobijas y otros enceres que no eran viables en camino a pie. Un dia entero de camino, de via, sabiamente el hombre lo sabia pues en su contacto a diario por sus largas travesías lo disfrutaba. Sin embargo los rigores del mundo moderno convirtieron el andar en cosa de extrañamiento, más en su reencuentro, recordé que me gusta ver el mundo, sentirlo, seguir un camino viejo y nuevo al mismo tiempo… Reencontrarte a ti mismo; el noble camino no sollo atendió mi dolido espíritu, también me cobijo en su calma y como el más noble de los bandidos Jean Valjean, me fue robando el camino mis penas, mi dolor, mi desdén, en cada palmo de camino recorrido, desinhibió mi mente y me brindo un nuevo comienzo.

Via es Vitta, el camino es la vida decían los Romanos, y todos los caminos llevan a Roma y es verdad por que el mío, me lleva cada noche al hueco que te nombra…

Amigos hasta aquí la primera entrega de esta gran odisea que viví y que año tras año continuaré y enseñare a mi futura sangre. Ada por cierto no te he dado tu recuerdo, del viaje, me acuerdas en el cole… jejeje… Amigos un saludo

ATT: su incondicional amigo de vida Juventus Adoft Segovia