El sabor de la Vida

25 Mar

imagen144Amigos, lanzare una pregunta a ustedes, ¿a qué sabe la vida?

 

 Justo en estos días anduve de compañía a compañía, preguntando esta graciosa pregunta que justamente se me ocurrió al leer en un empaque de yerba, “el sabor natural de la vida” extremadamente subjetiva tal afirmación. Y el folklore inmenso de respuestas me abrumo por primer momento, más y sin embargo, ordene las ideas y  bueno el resultado de tal cuestionamiento fue el siguiente:

Me di cuenta que mayormente, mis amigos piensan que la vida sabe a romance, a compañía grata, a sentimientos, a experimentar el dolor y la felicidad; cual cristo en vida, ahí y asta el calvario. Ser uno con el cosmos y la pareja amada; en simpleza: la indispensable compañía del semejante, claro.

 

 Pero esa respuesta no fue suficiente así que continué preguntando y claro en mi tierra no podía faltar otro buen número de amigos que sin dudar me respondieron: “la vida sabe a una buena comida” con la observancia de que dependía del lugar donde me sirvieran una muy rica comida, otros más atrevidos me anexaban; cual Mouse a la computadora, una rica bebida lugareña cerraría tu melodiosa pregunta…

 

Empero otro grupo no menos importante me respondía: “la vida, mi Juven sabe  a esfuerzo y trabajo” claro ya que pretendían llevarme a su inevitable consecuencia el fruto de lo cultivado. Claro que mis amigos se agraciaban con el hecho, de que uno lo dedujese, por aquello de la tan famosa humildad del Lumpen.

 

Mas adelante un no muy nutrido numero de camaradas, me comentaba que la verdadera vida (¿?), sabe a conocimiento, a estudio, a esfuerzo mental; para más señas el Lumpen de la fábrica de libros. Estos mis amigos, me recordaban cierto libro, cierta obra, cierto curso, para que me pudiese inspirar… ¡¡Buscá en Wagner, en los sabios Griegos, inspírate en Newton, razona!! Me respondían eufóricos; nada despreciables para aumentar mi esbozo.

 imagen1431

 

 

Sin embargo, para este momento nadie podía darme una respuesta que pudiese satisfacer mi cuestión en turno, así que decidí probar lo siguiente:

 

Recostándome en un buen sillón llame por teléfono a una amiga con el afán de que la mente femenina y su dotada naturaleza sobre las cuestiones inexplicables del alma, ayudara a derretir la fría emoción de un hombre; y por supuesto de recordar muy bellos momentos, para ella claro, para inicialmente tratar de soslayar mi emotiva mentalidad y recordarme más joven cuando creía en otras cosas; no lo logré, literalmente el teléfono estaba muy frío, mejor la corte.

 

Posterior a la llamada escuche una amplia gama de melodías para hacerme entrar en recuerdo, que aún los llevo aquí en mi ser… Recuerdos lejanos que nunca olvidare, jamás podré dejar de imaginar aquel ayer pues solo así al verme ahí seré feliz…. Bueno resulto en parte pero aún mi pregunta estaba vacía así que continué y decidí que al estar emotivo me prepararía una buena comida; me propuse hacer pequeñas raciones de todo lo que sabia preparar, y vaya que fue una gran aventura gastronomita, imagínense comer desde mole asta unos buenos ostiones de la ortiga, pero en fin fue mucha comida. Por poco y me conformaba con tan noble respuesta dada por aquellos que aman el significado profundo de un buen plato. Pero no fue  así.

 

imagen090

 

Para bajar esta gran comilona decidí trabajar en mi jardín arreglar algunos detalles de mi confort. Así fue como inicie, reacomode mi espacio vital y claro mi recompensa fue grata al disfrutar de un momento de satisfacción por mi trabajo.

 

Para este momento ya había olvidado lo que estaba tramando originalmente por lo que al caer el alba, seguí una lectura, observar la apacible noche, en fin meditar un poco, pensando en lo magnifico que fue mi día lleno de cosas, que solo cada uno disfruta, pensar en alguna forma sutil, en alguna imagen graciosa, ocasiones raras, recordarse a uno mismo, la primera vez pensé: quizás me equivoque, pero la segunda vez no supe que decir, las demás… las demás me daban risa…

  

Ahora son las 3:32 AM y si ustedes mis amigos me preguntaran a que sabe la vida, me acordare de este día, pensaré en lo que me ocasiono una simple frase sin sentido de un empaque de yerba mate y en su interesante consecuencia que fue para mi y mis amigos involucrados, en simpática historia de investigación… asi que yo les respondería: la vida sabe a la Buena Yerba Mate.

 

Por una cabeza mis amigos, por una cabeza…UN ABRAZO, su amigo Juven Segovia… Aúpa

 

AGUR

el-mate

.


3 comentarios to “El sabor de la Vida”

  1. sempronio 21 septiembre 2009 a 8:06 PM #

    que pedo carnal estuvo chida la foto de la bere no mames gracias que perron felicidades… jajajajaja

  2. sempronio 21 septiembre 2009 a 8:27 PM #

    camara segovia chido… aver cuando vamos a ver lo de los anillos…

  3. DaNnA 27 septiembre 2009 a 4:40 PM #

    QUE ONDA SEGOVIA ME QUEDASTE SUPER MAL EHHH!!!

    FUE MI CUMPLE Y NUNCA LLEGASTE

    ME DEBES MI ABRAZO Y POR SUPUESTO QUE CELEBREMOS JUNTOS OK°°°°

    TE QUIERO MUCHO

    BYE

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: